La selección de lo selecto
La calidad nos diferencia
La calidad nos diferencia
La calidad nos diferencia

En OKELAN apostamos por la selección de las mejores carnes de vacuno de raza frisona, asegurando así la máxima calidad en nuestras cárnicas en cuanto a sabor e infiltración y una gran homogeneidad en todos nuestros productos.

Para ello, en OKELAN seleccionamos nuestros animales de pequeñas explotaciones dónde las vacas se crían de forma natural, como tradicionalmente se venía haciendo en nuestros caseríos. En estas explotaciones, hoy en día, se siguen criando las vacas hasta los 7 años alimentándolas de pasto y cereales naturales, lo que se traduce en un mayor sabor, textura y veteado de la carne, así como un producto más natural y de calidad superior.

Nuestra experiencia y larga tradición en el sector nos ha permitido encontrar la fórmula de crianza a través de pequeñas granjas que trabajan la ganadería a la vieja usanza, y que nos permiten realizar una selección de lo más selecto del sector, consiguiendo así la homogeneidad que nos permite convertirnos en un proveedor de confianza, ofreciendo carnes de calidad superior durante todo el año y un trato personalizado, en base a las necesidades de cada cliente para su total satisfacción.

NUESTRAS MADURACIONES

En OKELAN el proceso de maduración lo realizamos en seco, dejando reposar la carne en cámaras frigoríficas. Con este proceso, que utiliza las enzimas naturales de la carne, se consigue que el animal pierda el ácido láctico que, con el tiempo, ablandan lentamente la carne y potencian su sabor, consiguiendo así la máxima ternura.

Para la variedad DRY AGED llevamos este proceso a un mínimo de 60 días. Tras 5 días en cámara frigorífica en carriles verticales conseguimos eliminar parte de la humedad, pasando seguidamente a cámaras de frío de 1ºC con ventilación de aire forzada y una humedad relativa del 77%, optimizando así el proceso completo de maduración.

La curación en horizontal nos permite que la ventilación sea homogénea, y nuestras piezas, previamente seleccionadas para cada cliente, permanecen en esta fase identificadas durante el tiempo necesario. Este exhaustivo proceso de control de humedad, temperatura y ventilación es clave para conseguir así las mejores chuletas en el momento óptimo para cada cliente.

El resultado es una carne excepcionalmente tierna con sabores muy potenciados y matices añejos, suma de las distintas fases del proceso, desde la elección del animal hasta el momento de degustar el producto.

 

  • Chuletón de vaca (larga curación)  
  • Chuleta de vaca (larga curación)+info

 

  • Chuletón de vaca  
  • Chuleta de vaca  
  • Entrecot de vaca  
  • Solomillo de vaca  

 

  • Chuletón de vaca  
  • Chuleta de vaca  
  • Entrecot de vaca  
  • Solomillo de vaca+info