Devoluciones

El plazo máximo para ejercitar el derecho de devolución es el legalmente establecido para productos perecederos a contar desde la recepción de la compra, siendo este previo a la caducidad del producto, y en el caso en que el producto no se encuentre en las condiciones apropiadas. Para realizar la devolución, el producto debe estar en su embalaje original y no haber sido consumido o alterado en forma alguna. Si el pedido fue entregado en mal estado, debe anotarse en el albarán del transportista. El CLIENTE deberá restituir a “GESALAGA” el bien objeto de la compra. Una vez recibida la mercancía en “GESALAGA” y previa comprobación del estado de la misma, se procederá al abono del importe correspondiente por el mismo medio de pago utilizado en el pedido. En todo caso se admite la devolución de los productos defectuosos y/o envíos erróneos, siendo GESALAGA quien se hará cargo en este caso de los gastos de envío y devolución, siempre que el CLIENTE comunique esta circunstancia en el plazo máximo de 24horas desde la fecha de recepción del pedido. No se admitirán devoluciones por otros motivos. Para los casos en los que la devolución se deba a una incidencia relacionada con el transporte o con el pedido, EL CLIENTE deberá contactar con GESALAGA para recibir instrucciones sobre la forma a proceder.

No obstante, lo expuesto, y por la propia naturaleza de la mayoría de los productos ofrecidos quedan excluidos del derecho de desistimiento y/o resolución del contrato aquellos productos (v. gr.: artículos alimenticios o de consumo corriente) que estuvieren abiertos o que no mantuvieren su precinto, o que necesiten de frio para su conservación sin perjuicio de la correspondiente reclamación de los daños y perjuicios sufridos por inhabilidad el producto. “GESALAGA” dispone en todo caso de “Hojas de Reclamación” a disposición del CLIENTE.